martes, 3 de septiembre de 2013

QUÉ PATRÓN DE CONDUCTA SIGUES?

control mental

Patrón de conducta tipo A: 
Es el patrón de conducta de riesgo coronario. Se caracteriza por: intenso afán por conseguir constantemente metas pobremente concretas, gran competitividad, alta motivación de logro, tener un constante estado mental en alerta, hacer varias tareas al mismo tiempo y de forma apresurada. El análisis de datos de la investigación de Rosenman y Friedman identificó tres grandes factores: Hostilidad, Competitividad e Impaciencia. Es positiva en determinados contextos favoreciendo el rendimiento, la consecución de éxitos, una alta autoestima y una sensación de abundancia energía fisiológica. Es negativa en el sentido de que a causa confusión mental, inquietud, carencia crónica de insatisfacción, necesidad de aprobación de los demás, conflictos interpersonales, tendencia a no tener relaciones profundas, sobre activación del Sistema nervioso simpático, elevación del ritmo cardiáco, alta presión arterial, reducción del tiempo de coagulación de la sangre, tensión muscular y altos niveles de colesterol y triglicéridos.

Patrón de conducta tipo B:
Tienen menos probabilidad de sufrir estrés. Son personas tranquilas que hacen uso de su energía para conseguir sus fines pero con mesura. Se caracterizan por: adaptabilidad, Introversión, habla suave, sin prisas, controlados, postura apacible, suavidad al andar y al moverse. Lo positivo es que adaptan a las circunstancias generales de la vida y tienen menos riesgos de enfermedades. Lo negativo es que en circunstancias muy críticas donde haga falta acción cabe la posibilidad de que no reaccionen con una gran rapidez. 

Patrón de conducta tipo C: 
Persona poco asertiva (no sabe decir que no), antepone los deseos de los demás a los suyos, tiende a ocultar sus emociones negativas mostrando sólo las positivas, preocupadas en complacer a los demás, atentas, cooperadoras, amables, pacientes, se autoculpan de lo que les pasa. Puede estar originado por una infancia con humillaciones y ciertas situaciones provocadas por los tutores que produjeron desamparo y éste patrón de respuesta (indefensión aprendida). Lo negativo es que ante el estrés reaccionan con desesperanza por lo que ello les puede llevar a la depresión. Este tipo de patrón de conducta predispone además a padecer cáncer. Lo positivo es que suelen ser personas que caen bien a la gente (normal, si complacen más a los demás que a sí mismos)

Desde: PSICOLANDIA