martes, 24 de diciembre de 2013

Las Ventajas de llevar un diario personal



En este artículo enfatizo la importancia de mantener un diario personal. Por qué nos sirve y cómo es que nuestro cerebro actúa una vez que leemos lo que escribimos son algunas de las preguntas que este artículo responde.

Recientemente he estado enfocado en plasmar una buena parte de mis pensamientos por escrito.  Siempre dudé de las ventajas que esto podría traerle a mi vida.  Mi mente se enfocaba en preguntas como las siguientes:
  • ¿Cómo es que llevar un diario personal y anotar lo que siento puede realmente ayudarme?
  • ¿De qué me va a servir escribir lo que pienso en este momento?
Estaba predispuesto a pensar que mis circunstancias no iban a cambiar en absoluto solo por haber escrito dos o tres párrafos acerca de mí en un pedazo de papel.
Bueno, resulta que definitivamente estaba hablando desde la ignorancia. He descubierto que mantener un diario personal es una excelente forma de acelerar tu desarrollo personal.
La razón exacta de porque comencé a hacer esto no la tengo del todo claro aún. Simplemente fue algo que se me ocurrió hace unos días y decidí hacerlo. Lo tomé como un experimento.
Si bien soy nuevo en esto, ya soy testigo de los efectos positivos que tiene mantener un diario personal. Al extraer tus pensamientos de tu mente y ponerlos por escrito, empiezas a notar cosas de ti mismo que antes eran difíciles de percibir. Todos estamos acostumbrados a experimentar nuestros pensamientos en primera persona. Pero una vez que los pones por escrito, comienzas a observar tus pensamientos en tercera persona. Esto te proporciona una nueva mirada hacia como piensas.
Una analogía que ayuda a entender este proceso es el de la creación de una película. Actores, directores y el resto del equipo técnico viven la experiencia de realizar una película “desde el adentro”. Pero una vez que la película está terminada, la experiencia de ver el producto final es sustancialmente diferente. Una cosa es vivirlo “desde el adentro” y otra muy diferente es verlo “desde el afuera”.  La combinación de ambas experiencias resulta en un combo especial donde se mezclan diferentes perspectivas. Pasa lo mismo cuando plasmamos nuestros pensamientos y emociones por escrito. 

¿Cómo funciona esto exactamente?
Nuestro cerebro es capaz de procesar una gran cantidad de datos de forma simultánea. Nuestros pensamientos actúan de forma secuencial. Un pensamiento genera otro y así sucesivamente. Tú eres consciente de este proceso mental mientras ocurre. Dicho proceso tiene un principio, un desarrollo y fin.
Sin embargo, a medida que vamos avanzando en la secuencia lineal de nuestros pensamientos, tendemos a olvidar de dónde surgieron. Nuestra mente retiene con mayor fuerza el final de cada secuencia.
Volviendo a la analogía de las películas…hay actores que deciden no mirar las películas en las que actúan, por lo que se quedan únicamente con la experiencia de filmarla. Al evitar ver su trabajo, se limitan a vivirlo en primera persona exclusivamente. Algunos acentúan que esto es un beneficio. Sin embargo, el mirar las cosas desde diferentes perspectivas es lo que nos hace tomar consciencia de la realidad de la situación. Por eso es tan famoso el dicho “ponte en el lugar de la otra persona”.
El mantener un diario personal te permite examinar tus pensamientos desde una macro-perspectiva. Lo intangible pasa a convertirse en tangible. Lo asociado pasa a convertirse en disociado. Cuando lees lo que escribes te disocias de tu visión en primera persona. Es gracias a este proceso de disociación que logramos ver una verdad de nuestra situación que se mantenía escondida.
Hubo una frase que funcionó como un catalizador para mí acerca de la importancia de este proceso. Fue un pensamiento que me surgió y decidí anotarlo inmediatamente. La frase fue:

“Aprecia lo que tienes”

Al terminar de escribir esto, me quedé pensando y comencé a cuestionarme ciertas cosas:
  • ¿Por qué mi mente captó este pensamiento? ¿Será que no soy de apreciar las cosas?
  • ¿Acaso aprecio lo que tengo o lo aprecio una vez que lo dejo de tener?
  • ¿Siento gratitud por las experiencias que vivo a diario?
  • ¿Qué me está faltando para sentirme más agradecido?
  • De todas las cosas que forman y formaron parte de mi vida ¿las valoro realmente o las paso por alto?

De no haber sido por esa entrada en mi diario, estoy seguro que no me hubiese dado la chance de explorar esta faceta mía con total claridad. Resulta sumamente enriquecedor observar tus pensamientos desde tercera persona. No solo que logras ahondar en tu manera de pensar, sino que también te sirve para entenderte más y potencialmente resolver conflictos internos. 
Te invito a que pruebes mantener anotaciones de tus pensamientos. Ya sea en papel, o en una computadora, pruebalo por un par de días. No hace falta extenderse en la escritura, tan solo basta con anotar un par de frases que te parezcan importantes. Luego observa que otros pensamientos se despiertan en tu mente. Estoy seguro que vas a descubrir algo nuevo de ti.

ESCIRTO POR: Rodrígo Acevedo.